POLÍTICA ANTI CORRUPCIÓN Y SOBORNO QUIK S.A.S


Junio, 2017. Versión 6.

Esta política anti-corrupción establece un marco para identificar, prevenir y abordar cualquier tipo de actos corruptos y de soborno que puedan influenciar en las operaciones de la organización. Quik es una organización comprometida con prácticas comerciales legales, éticas y profesionales.


Está prohibido solicitar, ofrecer, pagar, permitir o aceptar cualquier tipo de soborno en negociaciones en nombre de la organización. También se rechaza cualquier tipo de pago para facilitar una negociación u obtención de documentación legal, permisos o licencias, aún cuando esto implique pérdida de dinero o retraso en un proyecto.


La prohibición del soborno en la organización incluye el “soborno comercial”, es decir el soborno indirecto que viola las leyes de muchos países. El soborno comercial generalmente implica que se entrega algo de valor a un intermediario, por ejemplo, a un empleado de un cliente, sin el conocimiento del supervisor o empleador de dicho empleado, con la intención de influenciar indebidamente la conducta comercial de dicha compañía.
En cumplimiento con el Estatuto anti-corrupción Colombiano referente en la Ley 1474 del 2011, la ley estadounidense de prácticas corruptas en el Extranjero (FCPA) y demás leyes anticorrupción vigentes en los lugares donde opera Quik, cualquier práctica considerada como corrupta o de tráfico de influencias, será notificada a las autoridades locales. QUIK se compromete en dar a conocer, cumplir, actualizar y a generar los correctivos necesarios y oportunos para mitigar los riesgos de corrupción y soborno que pueden afectar las operaciones de la organización.


Está política complementa el Código de ética (THYP-MAN-03) adoptado por la organización.